Metapráctica: práctica para la generación de prácticas

Introducción

Reflexionemos sobre la acción humana, siempre estamos actuando, por el simple hecho de estar vivos por que la vida es acción. Aun inmóviles, aun en silencio interior, respiramos. No hay manera de evadir la acción en el espacio de la vida. La total inacción es el territorio de la muerte. Sin embargo, los seres humanos, por nuestras competencias y habilidades lingüísticas tenemos la posibilidad de observar la acción y por tanto tenemos la posibilidad de volver nuestra mirada a ella y reflexionar sobre la acción, de plantearnos problemas y resolverlos, Además tenemos la posibilidad de anticiparnos a la acción mediante el diseño, tenemos la posibilidad de aprender de la experiencia y mejorar el desempeño de una acción.

Esta metapráctica, no es más que la danza que los seres humanos ejecutamos cuando nos hacemos cargo de lo que nos acontece, cuando buscamos soluciones a problemas, cuando nos hacemos cargo de situaciones que deseamos cambiar y de la efectividad de nuestras acciones, bien sean estas situaciones individuales o colectivas. Esta es la danza que hemos aprendido y refinado a lo largo de la historia.

Aunque antropomorficamente tenemos todas estas posibilidades, y estan fusionadas y no son separable en las fases primarias de la evolución del trabajo humano, estas habilidades se fueron distinguiendo y separando como producto del desarrollo y de la evolución de lo humano, gracias al aprendizaje individual y social.

La habilidad para reflexionar surge históricamente en forma inicial en algunos individuos de la sociedad a quienes emprendieron esa función de pensar, mientras que a otros se les asignaba más la función de actuar. Estos son los sabios, los chamanes, los caciques, etc. La habilidad para diseñar, aparece también en algunos individuos en en la forma de hacer bocetos, esquemas, pintar ideas, artesanos. Estas habilidades apreciaron históricamente en distintos grupos sociales.

Pero es en la era industrial, con la revolución científica y el surgimiento del capitalismo cuando ocurre masivamente la disociación entre el diseño y la reflexión por un lado y el trabajo (la acción) por la otra, generando un fenómeno conocido como la “alienación del trabajo” es decir la transformación del carácter social y creador del trabajo reduciendolo a ser mero apéndice de una máquina.

Sostenemos que la superación de este fenómeno ocurrirá cuando se logre integrar de nuevo el diseño, la acción y la reflexión permitiendo al trabajo recuperar su carácter social y creador.

Por esta razón, esta integración no está dada de forma natural en las comunidades humanas. Esta manera de operar la adquirimos a través del aprendizaje. Cuando aun no hemos integrado los espacios de acción, diseño y reflexión, ocurre que nuestras acciones a menudo son descoordinadas, carente de sentido, compulsivas, inefectivas. La persona entiende el trabajo en su caracter de repetir una y otra vez las mismas acciones, sin reflexión, cometiendo los mismos errores sin tener el poder de detenerse.

Piensa antes de actuar, reflexiona sobre la experiencia y aprende. Parecen ser sabios consejos, que aunque obvios, requerimos crecer para aprender a diferenciar e integrar estas actividades. Sin embargo, el tener la habilidad individual para realizar este ciclo de aprendizaje, no significa que tengamos la competencia para realizar este mismo ciclo de aprendizaje cuando actuamos colectivamente para resolver situaciones. Basta entrar a muchas organizaciones humanas para ver a los colectivos lanzados a la acción constante, a menudo sin espacio de reflexión ni de diseño de la acción. Las culturas que privilegian la acción y rechazan la reflexión y el pensamiento tienen esa característica.

El siguiente diagrama ilustra esta relación entre el diseño, la ejecución y la reflexión.

metapráctica

Cada uno de estos movimientos, a su vez, no se realiza químicamente puro. En cada uno se presentan de nuevo los otros dos movimientos, pero con menor peso o importancia. Esta metapráctica es fráctal. En cada uno de sus componentes se repite a su vez la misma danza en tres movimientos.

Veamos un poco más en detalle en qué consiste cada movimiento

Las tres dimensiones del trabajo

1.- Diseño compartido:

Entendemos por diseño todo aquello que hacemos para anticipar los problemas que tendremos en el momento de ejecutar la acción. En la medida que mas riesgo suponemos tener en la ejecución de una acción mas “diseño” requerimos para disminuir o mitigar sus riesgos. Uno de los riesgos más comunes que enfrentamos es el de que la acción propuesta no alcance los objetivos perseguidos (eficacia) y otro es que la actividad no se haga usando los recursos en forma óptima (eficiencia).

El diseño entonces nos lleva a “modelar” las acción, a hacer “esquemas” de la “secuencia correcta” de las actividades, antes de acometerla. Revisamos los posibles cursos de acción de que disponemos. Nos anticipamos a sus posibles resultados.

Revisamos las opciones de las que disponemos y tomamos decisiones sobre los cursos de acción seguir. Sin embargo, no es posible acometer este paso de “baile”, sin reflexionar sobre la situación o problema que anticipamos resolver y sobre los resultados que deseamos alcanzar. De igual forma, diseñar a menudo es escribir, dibujar, representar, poner restricciones, identificar claramente los objetivos y metas y todos y cada uno de los pasos del diseño son también formas de acción en el mundo.

Decimos diseño compartido y no solo diseño porque deseamos resaltar la dimensión social de esta unidad fundamental del trabajo humano. Aunque algunas actividades de diseño pueden acometerse en solitario, la mayor parte de los diseños que rodean nuestra vida se realizan en el espacio colectivo y estos son lo que mas impacto tienen en la vida social. Es decir, implican el diseño participativo de equipos de personas. La mayor parte de los problemas que nos aquejan requieren de un “hacernos cargo juntos” y la manera mas eficaz de resolverlos es que una comunidad “comparta” el diseño de la solución o sea una visión clara de lo que debemos hacer para resolverla, una visión compartida tiene el poder de facilitar la coordinación de acciones y de incrementar la creatividad y la flexibilidad en el momento de ejecución.

2.- Acción Coordinada:

Es el espacio donde ponemos en ejecución las acciones propuestas para producir el cambio que buscamos, para alcanzar los objetivos. Aquí establecemos la red de compromisos que nos debe garantizar que cada uno ejecutara las acciones necesarias para lograr los resultados que buscamos.

Una comunidad de personas, con un diseño compartido, que actúan en el mundo de manera coordinada tienen mayores posibilidades para lograr los resultados que se proponen que otra que posee múltiples visiones y cada quién “empuja” para su lado.

La acción coordinada implica que todas las acciones y todos los actores responsables de su ejecución actúan como una orquesta bien dirigida, donde cada quién ejecuta su actividad en total armonía con los otros. La acción coordinada lleva a que se genere una dinámica virtuosa entre las actividades y los miembros de la comunidad de maneara que cada acción bien ejecutada inspira a otros a mejorar su desempeño y el ciclo se repite en otros, cambiando la dinámica y la convivencia entre sus miembros.

Al igual que en el caso anterior, aunque la acción es lo que comanda este movimiento, no está exenta ni de diseño, ni de reflexión..

Por más bueno que un diseño sea, la acción en el mundo siempre nos enfrentará con imprevistos, con aspectos que el mejor de los diseños no puede prever, y deberemos “diseñar” sobre la acción e identificar nuevas opciones distintas a las previstas en el diseño original.

3.- Reflexión colectiva:

Distinguimos reflexión colectiva como aquella dimensión del trabajo donde miramos aquello que ocurrió, las acciones ejecutadas y los resultados alcanzados.y nos preguntamos si nos satisfacen o si podemos y debemos hacer algo para cambiarlo o para hacerlo mucho mejor.

La reflexión colectiva requiere de cierto tipo de conversaciones y de ciertas competencias claves para garantizar el aprendizaje social. Es la manera de hacernos cargo de mejorar el diseño para futuras ejecuciones, es donde le damos sentido a la acción, revisamos los errores y aprendemos de la experiencia. Aunque en la evaluación de la experiencia, la reflexión comanda, la reflexión conjunta requiere de acciones particulares, es necesario reunirse, intercambiar o escribir opiniones.

Entre las habilidades claves para ser efectivo en la reflexión están: Hacer afirmaciones y describir fenómenos, declarar no saber, declaración de problemas, hacer y recibir juicios fundados. Entre las competencias para el dialogo colectivo están: la conversación de evaluación y saber aprender.

El proceso de reflexión, para que sea fructífero, a menudo requiere de su propio “diseño”, especialmente cuando hablamos de una reflexión comunitaria, una reflexión en el espacio colectivo o social.

Implementación de la Meta-práctica

Una vez descrito en términos generales las tres dimensiones del trabajo creativo, lo que llamamos los “tres pasos de la danza de hacernos cargo colectivamente” de problemas, entraremos a distinguir los detalles de esta metapráctica en el contexto del proyecto IPSA para la generación de nuevas prácticas institucionales en FONCREI. A continuación describiremos la secuencia a seguir para producir nuevas prácticas institucionales, es decir este es “el diseño” de las acciones para co-construir una nueva práctica en la organización por alguna gerencia o coordinación particular.

Esta meta práctica tiene las tres fases siguiente:

  1. Diseño compartido para la co-construcción de nuevas prácticas en FONCREI
  2. Acción Coordinada para poner a prueba la nueva práctica
  3. Reflexión colectiva para ajustarla, mejorarla e institucionalizarla

Veamos ahora cada uno de ellos en detalle

1.- Diseño compartido para crear nuevas prácticas

Estructura de las actividades de diseño:

Las acciones que debemos ejecutar para crear el diseño compartido de una nueva práctica son las siguientes:

  1. Identificación de la(s) situación(es): El primer paso consiste en identificar aquellas situaciones o problemas recurrentes que ameritan la generación de alguna práctica institucional para hacernos cargo de ellos de una manera consistente y contínua.
  2. Identificación de la Práctica a diseñar: Seguidamente procedemos a distinguir esa práctica con una etiqueta que a estas alturas del desarrollo de la metapráctica no tiene aun un contenido claro, pero si un propósito preliminar. La descripción de la etiqueta no es más que una caracterízación preliminar de su propósito.
  3. Identificación del equipo llamado a participar del diseño de la práctica:Una vez identificada la práctica que se requiere diseñar, se procede a identificar al equipo que tendría que participar en su diseño. El equipo está compuesto por las personas con la responsabilidad y autoridad para diseñar la práctica y posteriormente para implementarla.
  4. Elaboración de Borrador de la práctica. El equipo técnico, a cargo de la puesta en marcha de esta metapráctica, diseña un primer borrador de la práctica a diseñar, utilizando el esqueleto o template de prácticas genérico. Un buen borrador no es aquel que se parece más a lo que será la práctica definitiva, sino aquel que mejor dispara la discusión y la conversación de diseño en el equipo llamado a realizarlo.
  5. Discusión y validación colectiva del borrador y producción de prototipo de práctica: Una vez identificado el equipo, y elaborado el primer borrador, se procede a su revisión y validación. El equipo revisa el borrador y realiza las críticas, observaciones y propone las modificaciones pertienentes.
  6. Producción del primer prototipo: Las modificaciones son incorporadas al borrador y con ellas se da lugar al primer prototipo de la práctica.

Competencias para el diálogo:

* Crear contextos para la acción colectiva
* Declaración colectiva de situaciones
* Indagar sobre situaciones
* Construir explicaciones
* Creación de posibilidades
* Construcción colectiva de misión/propósito
* Tomar decisiones

2.- Acción Coordinada para probar nuevas prácticas.

Estructura de las actividades de acción coordinada

Las actividades que debemos ejecutar para producir una acción coordinada para poner a prueba una nueva práctica son las siguientes:

  1. Planificación de la prueba del prototipo de la práctica: En el quipo de diseño e implementación se elabora un plan de prueba del prototipo. Se establece un cronograma de actividades, se distribuyen responsabilidades para la prueba.
  2. Preparación de la ejecución del prototipo: Se realizan los preparativos necesarios para la prueba. Estos pueden ser actividades de convocatoria, notificaciones, alineación del equipo, etc.
  3. Ejecución del prototipo: Se ejecuta el prototipo de la práctica siguiente la secuencia diseñada en el template.
  4. Cierre de la ejecución del prototipo: Una vez finalizada la prueba, se declara su finalización, tal y com está establecido en cada caso por el prototipo

Competencias para el diálogo

* Crear constextos para la acción
* Coordinación de acciones colectivas
* Negociación
* Seguimiento y gestión de compromisos
* Co-construir acuerdos y normas de convivencia
* Abordaje de conflictos
* Tomar decisiones

3.- Reflexión colectiva para mejorar las nuevas prácticas.

Estructura de las actividades reflexivas

Las actividades que debemos llevar a cabo para hacer la reflexión colectiva para ajustar, mejorar e institucionalizar una nueva práctica son las siguientes:

  1. Evaluación de la experiencia: La evaluación de la experiencia se realiza con todo el equipo que participa en la misma, de ser posible, al día siguiente de finalizada la prueba. En esta etapa nos preguntamos, qué funcionó, qué no funcionó, qué mejoras podríamos hacer.
  2. Modificación del prototipo y producción de la versión 1.0: Utilizando el template de prácticas, se incorporan todas las mejoras y modificaciones al prototipo para producir la versión 1.0
  3. Publicación y comunicación de resultados: La nueva versión de la práctica se incorpora a la wiki de prácticas, incluyendo las lecciones aprendidas en la prueba.

Competencias para el diálogo

* Conversar sobre inquietudes
* Conversar sobre sentimientos
* Crear contextos para la acción
* Conversación de evaluación
* Saber aprender
* Tomar decisiones

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License

SSL configuration warning

This site has been configured to use only SSL (HTTPS) secure connection. SSL is available only for Pro+ premium accounts.

If you are the master administrator of this site, please either upgrade your account to enable secure access. You can also disable SSL access in the Site Manager for this site.