Apertura: una ética para escuchar

Introducción

Una cuestión que aún no hemos mencionado: ¿qué se necesita para que el escuchar ocurra de manera efectiva?.

Veamos tres razones, sobre las condiciones para escuchar sea importante.

  1. En primer lugar, existe una razón empírica. A través de ella se reconoce que, además del hecho de que somos seres que escuchan, nuestra capacidad para hacerlo no es la misma. Hay personas que escuchan mejor que otras y eso lo reconocemos en nuestra experiencia. Bien podría valer la pena, por lo tanto, indagar acerca de las condiciones que están detrás de esas diferencias.
  2. En segundo lugar, esta pregunta tiene sentido a un nivel más profundo. Aunque estemos escuchando siempre, de todos modos podemos mirar el fenómeno del escuchar como algo que podemos intentar explicar -algo que podríamos querer comprender. Al hacer esto contribuimos a disolver uno de los muchos misterios que rodean el fenómeno del lenguaje.
  3. En tercer lugar, al examinar las condiciones del escuchar, lo convertimos no sólo en un aspecto determinado de la vida humana, sino en un dominio para el aprendizaje y el diseño. Por lo tanto, esto tiene un lado práctico. Al identificar las condiciones requeridas para escuchar, podemos intervenir a nivel de ellas y mejorar nuestras competencias para un escuchar efectivo.

Habiendo dicho lo anterior, nos damos cuenta de que esta misma pregunta acerca de las condiciones requeridas para escuchar puede ser contestada en dos niveles diferentes:

  • Un nivel mira el fenómeno de escuchar como surgiendo de una disposición humana fundamental.
  • El otro, divide esta disposición básica en varios segmentos o dominios que pueden ser tratados independientemente unos de otros.

Etica del escuchar

En esta sección vamos a examinar el escuchar como surgiendo de una postura humana fundamental en la vida.

Postulamos que el acto de escuchar está basado en la misma ética que nos constituye como seres lingüísticos. Esto es, en el respeto mutuo, en aceptar que los otros son diferentes de nosotros, que en tal diferencia son legítimos y en la aceptación de su capacidad de tomar acciones forma autónoma de nosotros.

El respeto mutuo es esencial para poder escuchar. Sin la aceptación del otro como diferente, legítimo y autónomo, el escuchar no .puede ocurrir. Si ello no está presente sólo podemos proyectar en los otros nuestra propia manera de ser.

En vez de hacer eso, cuando escuchamos nos colocamos en la disposición de aceptar la posibilidad de que existan otras formas de ser, diferentes de la nuestra.

Sosteníamos anteriormente que, al hablar, nos abríamos a la posibilidad de exponer el ser que somos. Que al hablar hacemos accesible nuestra alma. Que hay en ello una particular apertura hacia el otro. Pues bien, esta misma apertura debe estar también presente, aunque esta vez de manera diferente, en cuanto acogida, en quién escucha.
H-G. Gadamer ha visto, una vez más, la importancia de la disposición de la apertura hacia los otros como el aspectos fundamental del fenómeno del escuchar. Dice:

En las relaciones humanas, lo importante es… experimentar el 'Tú' como realmente un 'Tú', lo que significa, no pasar por alto su planteamiento y escuchar lo que tiene que decirnos. Para lograr esto, la apertura es necesaria. Pero ella existe, en último término, no sólo para la persona que uno escucha, sino más bien, toda persona que escucha es fundamentalmente una persona abierta. Sin esta clase de apertura mutua no pueden existir relaciones humanas genuinas. El permanecer juntos siempre significa también, ser capaces de escucharse mutuamente. Cuando dos personas se entienden, ello no significa que una “entiende” a la otra en el sentido de “escrutarla”. De la misma forma, escuchar y obedecer a alguien no significa simple mente que nosotros accedamos ciegamente a los deseos del otro. A una persona así la llamamos esclavo. La apertura hacia el otro, por lo tanto, incluye el reconocimiento de que debo aceptar algunas cosas que van en mi contra, aun cuando no haya nadie que me lo pida1

Humberto Maturana expresa este mismo punto de vista cuando sostiene que "la aceptación del otro como un legitimo otro es un requisito esencial de la convivencia humana".

Si no aceptamos al otro como un legítimo otro, el escuchar estará siempre limitado y se obstruirá la comunicación entre los seres humanos. Cada vez que rechazamos a otro, sea un socio, un cliente, un empleado, un competidor, un país, etcétera, restringimos nuestra capacidad de escuchar.

Producimos la fantasía de escuchar al otro mientras nos estamos, básicamente, escuchando a nosotros mismos cuestionar a esa otra persona”. Al hacer esto, nos cerramos a las posibilidades que los demás podrían estar generando.

¿Qué circunstancias afectan esta apertura, considerada como un requisito fundamental para escuchar?. Cada vez que ponemos en duda la legitimidad del otro; cada vez que nos planteamos como superiores al otro sobre la base de la religión, ideología, sexo, raza, (o cualquier otro factor que podamos utilizar para justificar posiciones de egocentrismo, de etnocentrismo, de chauvinismo, de individualismo, de narcisismo, etcétera); cada vez que sostenemos tener un acceso privilegiado a la Verdad y a la Justicia; cada vez que presumimos que nuestra particular manera de ser es la mejor manera de ser; cada vez que nos olvidamos que somos sólo un particular observador, dentro de un haz de infinitas posibilidades de observación; cada una de estas veces, nuestro escuchar se limita, se cierra. Desde allí solo vemos y escuchamos enemigos y demonios.

Uno de los grandes méritos de la democrácas reside en el hecho de sus prácticas de convinecia que se fundan en el principio de la diferencia, la legitimidad y la autonomía del otro (sin importar cómo éste sea).

Esto hace que una de las claves del éxito de los emprendedores político sea la capacidad de escuchar de manera efectiva. Asimismo, las prácticas propias de mercados justos y equitativos, más allá de sus limitaciones, también colocan a la competencia del escuchar efectivo como condición del éxito.1

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License

SSL configuration warning

This site has been configured to use only SSL (HTTPS) secure connection. SSL is available only for Pro+ premium accounts.

If you are the master administrator of this site, please either upgrade your account to enable secure access. You can also disable SSL access in the Site Manager for this site.